Afirmación de San Rafael de Heredia, Septiembre 2014 Consulta “La FTL: su identidad y misión hacia el siglo XXI”

By admin

ftl-c

Introducción: La Fraternidad Teológica Latinoamericana está cerca de cumplir 45 años como movimiento latinoamericano que incluye miembros de sus pueblos originarios. Frente a la necesidad sentida de redefinir la identidad de la FTL y proyectar su cauce futuro, nos reunimos en San Rafael de Heredia, Costa Rica (22– 24 de septiembre de 2014), unos treinta y cuatro hombres y mujeres de distintas generaciones, representantes de todas las regiones. Reconocemos la obra del Señor Dios trino tanto en la fundación de la FTL como en su trayectoria, y proclamamos nuestra dependencia del Espíritu Santo al elaborar una visión para nuestro porvenir. Con corazones obedientes y siempre agradecidos al Dios Creador y Sustentador de la vida, declaramos que somos parte de un movimiento evangélico para colaborar con el Espíritu Santo en la realización de la misión que tenemos como discípulos de Jesucristo (Lc 4.17-21; Mt 28.18-20; Jn 20.21).

-Identidad: reconocemos que nuestra identidad como FTL es un legado activo en proceso de desarrollo constante. La identidad también se vivencia en la calidez de las amistades que nos unen como fraternidad. Somos evangélicas y evangélicos, comprometidos con el evangelio de Jesucristo, una familia acogedora, que involucra y valora el aporte de toda índole de persona: de todas las edades, de cualquier género, de cualquier trasfondo y acercamiento teológico.

-Bases bíblicas: como seguidores y seguidoras de Jesús, confesamos que en las Escrituras conocemos la Palabra de Dios. Por ende, nos comprometemos nuevamente a que una mirada bíblica exegética teológica forme la base de nuestras consultas, reuniones y producción literaria.

-Diálogo intergeneracional: damos gracias a Dios por la generación fundadora de la FTL que respondió bíblica y teológicamente a los retos de su tiempo. Inspiradas por su fiel ejemplo, las generaciones actuales nos comprometemos a hacer lecturas de los retos de nuestros contextos y a construir respuestas bíblicas y acciones transformadoras correspondientes. Confesamos que las distintas generaciones confluyentes en la FTL debemos valorarnos las unas a las otras, escucharnos y aceptar que, como lo enseñó Jesús, las y los discípulos sabios sacan de sus tesoros cosas viejas y cosas nuevas (Mt 13.52).

-Iglesia local: como FTL, reafirmamos nuestro compromiso con la iglesia local. Como integrantes de comunidades de fe específicas, contribuimos mediante la reflexión bíblica contextual y nuestra encarnación del evangelio en cada aspecto de la vida. Nuestra participación esperanzada y paciente incluye escuchar, crear conciencia, servir y aprender para fortalecer a la iglesia misma y a las redes e instituciones que fomentan su misión. Reafirmamos que la iglesia tiene o debe tener una voz profética en medio de la violencia y la violación a los derechos humanos, ya que esta es una dimensión de la misión que Jesús nos dejó.

-Indigenidad: las iglesias evangélicas del continente están fuertemente enraizadas en nuestras tierras en todos los ámbitos, tanto rurales como urbanos. Entre los pueblos originarios las iglesias están mostrando una gran vitalidad no solamente en crecimiento numérico sino en la forja de su propia teología. Como FTL tenemos una identidad mayoritariamente mestiza, ya sea de ascendencia o culturalmente, y confesamos la histórica falta de reconocimiento de las teologías evangélicas indígenas en nuestra trayectoria. A la luz de esto, nos proponemos seguir abriendo espacios de reflexión teológica para las voces que están dialogando e interactuando con Dios desde, entre y con espiritualidades indígenas.

-Espacio público: las iglesias son comunidades que construyen ciudadanía consciente e inconscientemente. Como FTL nos comprometemos a acompañar a las iglesias en la construcción de ciudadanos y ciudadanas que incidan en lo público con los valores del reino de Dios.

Comunicación: para comunicar quiénes somos y qué hacemos como FTL, y mano a mano con nuestra participación en comunidades de fe específicas, reafirmamos nuestra decisión de auspiciar consultas, publicar materiales y reunirnos en grupos pequeños, sean núcleos locales o grupos temáticos. Reconocemos la importancia que ha tenido la producción literaria en la historia de la FTL y reafirmamos nuestro compromiso con investigar, escribir, y publicar reflexiones teologicas, bíblicas y contextuales, incluyendo expresiones artísticas.

agradecemos el diálogo, la fraternidad y la esperanza que compartimos en este reencuentro. Salimos con enlaces amistosos renovados y compromisos fortalecidos con nuestra misión como FTL y como discípulas y discípulos fieles a Jesucristo.

FTL – Afirmación de Heredia 2014