Poema: Escansologia

By Admin FTL

En el marco de la Convocatoria Permanente emitida por el Grupo Temático de Arte, Literatura y Teología de la Fraternidad Teológica Latinoamericana compartimos este poema de Ezra Viveros Soto, pastor de la Iglesia de Dios en Iztapalapa, Ciudad de México.

Escansologia

Vendrá la parusía
Vendrá.
Cuando se declare el son
y rompan las jaranas
todas a una
apretaditas,
fogosas,
a las risas,
así bonito
como a ellas les gusta.

Vendrá la parusía
Vendrá.
El pájaro cú y la iguana
pacerán juntos.
La guacamaya y el chéjere
se bienvendrán en los corrales.
Las nauyacas y mazacuatas
tendrán paz con los hombres.
Los coyotes no adornarán más sombreros
El toro zacamandú
será indultado por el prepotente lazo
y ciertamente los tlacuaches
serán perdonados de todas sus ofensas.

Vendrá la parusía
Vendrá.
Y el Señor nos hará un caldo en bola
al pie de la chorrera,
bajo el Nacastle,
aderezará mesa para los que llegan
del largo jornal de la vida,
fatigados, trabajados
y así será el crujir de dientes
chucumites,
tenhuayacas,
güevinas fritas
chiltepines y chilpayas molidos con tomate
buñuelos con miel de caña
pipianes, tortillas de maíz blanco
frijol nuevo y la ardiente agua
alegrarán el corazón
y enjugarán toda lágrima.

Vendrá la parusía
Vendrá
yuestros difuntos regresarán
como el sabio cocuite
que desafía la muerte
y prende de nuevo el fogón
donde se gesta la vida plena
y el ángel tocará
quijada y marimbol
pandero y requinto
chaquiste y arpa
y se oirá una voz del cielo versando
Este es el jarabe loco
Que a los muertos resucita
Salen de la sepultura
Menenando la cabecita

y la boca del mar entregará los muertos
los que caminaron con el Maestro
cuidarán el árbol de vida
con sus doce frutos
(zapote, mamey, guanábana, tuna, chicozapote, anona
pitaya, jobo, nanche, tejocote, guayas, coyoles).

Vendrá la parusía
Vendrá.
El que venciere será consolado
Ariles y más ariles
Ariles del carrizal
me picaron las avispas
pero me comí el panal.

Y no habrá más maldición.
Y veremos nuevos cielos y nueva tierra
tierra donde fluye leche y café.
Y la nueva Tlacotalpan descenderá del cielo
y será tabernáculo para la humanidad
y será posada y casa de puerta abierta
y se sentarán los santos al atardecer
a recibir el rocío y la brisa del Señor
y a conversar, con bulla y alarido
las bienaventuranzas de los que creen.

Vendrá la parusía
Vendrá.
Mientras tanto,
¡ay! te pido, te pido de corazón,
que se acabe la Bamba y venga el Señor.
¡Maranatha!

Ezra Viveros nació en la Ciudad de México el 19 de febrero de 1976. Actualmente es pastor de la iglesia de Dios en Granjas San Antonio, Iztapalapa, Ciudad de México. Ezra creció en Veracruz en el seno de una familia de campesinos cañeros, hizo estudios de ingeniería, filosofía, ciencias bíblicas y psicología, le encanta leer, ver cine y la enseñanza de interpretación bíblica. Está casado y tiene dos hijas.