Preocupación por la expulsión de profesores en instituciones teológicas latinoamericanas

By Admin FTL

Preocupación por la expulsión de profesores en instituciones teológicas latinoamericanas

La Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL) desea expresar su preocupación por diversos acontecimientos que vienen sucediendo en los últimos meses, vinculados al apartamiento o llamado a silencio de profesores y profesoras de instituciones teológicas, por representar posicionamientos o voces críticas y supuestamente contrarias a lo que popularmente se denomina “sana doctrina”.

El caso que más hemos acompañado es el del Seminario Bíblico Alianza (SBA) en Ecuador, donde en diciembre de 2017 el pastor y teólogo Ángel Manzo, también miembro de la FTL hace muchos años, fue apartado de su cargo como rector por parte de la Junta de la Iglesia, alegando cuestionamientos teológicos sobre sus escritos, a pesar de que durante su gestión dicha institución recibió cientos de nuevos estudiantes y logró posicionarse en la región a través de la organización de publicaciones y diversos eventos de gran repercusión.

Con dolor, nos enteramos que en los últimos días otros profesores de la misma institución han sufrido la misma suerte, alegando razones similares a las adjudicadas a Manzo. Los hechos sucedidos en SBA se alinean con otros similares que se han dado en la región, como en Brasil, Chile, México y Centro América, donde instituciones despiden a profesores/as de renombre y gran trayectoria, por razones de persecución ideológica y teológica. Todo esto, sin considerar el impacto sobre las personas, su estabilidad laboral, sus familias, sus iglesias, sus estudiantes y sus contextos inmediatos, los cuales salen dañados de diversas maneras.

De aquí, queremos hacer los siguientes llamados:

1. Repudiamos este tipo de acciones, que no consideran las consecuencias sociales, afectivas, laborales y legales, por motivos de persecución ideológica y teológica, las cuales van en contra del espíritu evangélico del diálogo, inclusive a pesar de las diferencias. Las instituciones tienen la capacidad de crear otras instancias para sobrellevar este tipo de circunstancias, sin necesariamente llegar al punto de expulsar a una persona idónea y honrada por su posicionamiento teológico.

2. Hacemos hincapié en el hecho de que estos sucesos muchas veces dejan de lado las graves repercusiones sociales y legales del caso. Es decir, muchas iglesias e instituciones actúan arguyendo la defensa de la “sana doctrina”, olvidando que sus acciones tienen directo impacto en términos de ilegalidad, moralidad y estabilidad afectiva de los implicados.

3. Hacemos un llamado urgente a convocar instancias de diálogo, pluralidad y encuentro, antes que apelar a acciones de exclusión por la diferencia. Tanto la lectura bíblica como el quehacer teológico a lo largo de la historia, se han enriquecido y movilizado a través de la diferencia de posiciones y resignificaciones. Los obstáculos en el camino de la iglesia se vinculan precisamente con la persecución y la inquisición sobre la disidencia. No repitamos lo negativo de nuestra historia: busquemos vías de encuentro desde la diferencia, y no del silenciamiento y exclusión.

4. Nos encontramos, social y eclesialmente, en tiempos complejos, donde diversas coyunturas sociales e históricas presionan los discursos y cosmovisiones tradicionales de nuestras iglesias e instituciones. Por esta razón, hoy el quehacer teológico se ve enfrentado a responder a dichos desafíos con suma paciencia, sabiduría y, sobre todo, amor. Creemos que el peor camino para llevar esta empresa a cabo es el  aislamiento, silenciamiento y la amonestación. Más bien, apostemos al encuentro y el intercambio fraterno, donde a pesar de las diferencias, podamos escucharnos, entender nuestras posiciones y construir caminos -aunque sean paralelos-, sin necesidad del juicio personal, el daño afectivo y la condena social.

Tened el mismo sentir unos con otros; no seáis altivos en vuestro pensar, sino condescendiendo con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. Romanos 12:16

Atentamente,

Comité Directivo FTL

  • Eva Morales, Presidenta
  • Edesio Sánchez Cetina, Vicepresidente
  • Robinson Jacintho, Secretario
  • David Mesquiati, Tesorero
  • María Alejandra Andrade, Vocal
  • Priscila Barredo Pantí, Vocal
  • Nicolás Panotto, Vocal